Redacción EC

La se reunirá hoy de forma urgente para decidir sobre el lanzamiento de cohetes al campo en el clásico de copa universitario que afectaron al portero de la , en medio de demandas para que imponga una sanción ejemplar a la por la violencia reiterada de sus barras.

El incidente ocurrió a los cinco minutos de iniciado el choque, inmediatamente después de que el delantero de “los cruzados” Fernando Zampedri anotara un polémico penalti e igualara con ello la eliminatoria de cuartos.

MIRA - Bombardas cayeron cerca de Martín Parra: el portero de la U. de Chile salió de la cancha en camilla

Cuando los jugadores se dirigían al centro del campo para reanudar el duelo, dos bombas de sonido cayeron desde la grada a los pies del arquero de “la U”, quien quedó ensordecido y entre humo en el suelo y debió salir en camilla.

De allí fue trasladado a un hospital de la ciudad costera de Valparaíso, sede del encuentro, donde ha pasado la noche en observación, sin que parezca que tenga lesiones graves.

Este es el enésimo incidente violento que se produce en el fútbol chileno en la presente temporada, pese a que los estadios han estado semi vacíos debido a la pandemia y a las sanciones impuestas por la ANFP por comportamiento violento de las barras bravas, en particular de Colo Colo, la Católica y “la U”, consideradas las más agresivas.

Colo Colo, el país con más seguidores de Chile, fue sancionado en mayo en dos ocasiones por la Conmebol con multas millonarias y cierre del campo por la acción violenta de sus hinchas, conocidos por causar avalanchas en las puertas del estadio para tratar de forzarlas y entrar de forma irregular en las gradas.

En este contexto, y ante el deterioro del fútbol chileno, desde los medios y diferentes estamentos del mundo se pide una sanción ejemplar para la Católica.

Aunque todo apunta a que la ANFP optará por la reanudación del partido a puerta cerrada, existe la opción en la normativa de tomar medidas disciplinarias extraordinarias” que permitirían conceder la victoria a “la U”.

Una decisión que “haría despertar a la dirigencia” sobre la consecuencias de no controlar a las barras”, coincidieron en apuntar a Efe diversos periodistas deportivos y entrenadores.

El suceso en el estadio de Valparaíso coincidió con la polémica sobre los incidentes ocurridos en los dos primeros conciertos de cantante puertorriqueño “Daddy Yankee” que han puesto de relieve la falta de coordinación entre las autoridades policiales, responsables de la seguridad en el exterior de los recintos, y las productoras y clubes, que como empresas privadas tienen que mantener la seguridad en el interior.

Asimismo, ha puesto sobre la mesa “los espacios grises” de la norma, con las empresas acusando a las fuerzas policiales y las autoridades cargando la responsabilidad sobre los organizadores.

La repetición de los incidentes en el segundo concierto de “Daddy Yankee” pese “al refuerzo de la seguridad” anunciada el miércoles por las autoridades tras la primera actuación, demuestra, asimismo, que aunque la normativa existe, esta es interpretada de manera laxa por algunas empresa, que usan empresas de seguridad que no tienen equipos y entrenamiento suficiente para afrontar hechos de violencia y delincuencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más