Arpe señala que los restaurantes están en una amarga espera y muy preocupados, ya que los días pasan y no tienen una respuesta clara por parte del Gobierno, solo mensajes confusos. EFE/ Sebastiao Moreira
Arpe señala que los restaurantes están en una amarga espera y muy preocupados, ya que los días pasan y no tienen una respuesta clara por parte del Gobierno, solo mensajes confusos. EFE/ Sebastiao Moreira

La salud financiera de los se complica aún más, y es que las empresas del sector están enfrentando nuevos sobrecostos, luego que el Gobierno anunciara que abrirían sus puertas para recibir al público a partir del 01 de julio.

Juan Carlos Verme, presidente de la Asociación de Restaurantes del Perú (ARPE), detalla que para poder estar listos en la primera semana de este mes, las distintas marcas –que ya atienden por delivery, al igual que las que decidieron esperar– tuvieron que modificar sus acuerdos en cuanto al monto del alquiler con los arrendadores; reincorporaron personal que se encontraba en suspensión perfecta o bajo otra modalidad y se adelantaron a comprar insumos (perecibles).

MIRA: Trabajo presencial tras cuarentena: ¿Cómo se está dando el retorno parcial a las oficinas?

Todo esto, asegura, implica un gasto adicional al que ya tenían con los locales operando a medias. “Estamos en una amarga espera y muy preocupados, los días pasan y no tenemos una respuesta clara por parte del Gobierno, solo mensajes confusos”, asegura.

Comenta que hace poco las autoridades de los tres ministerios involucrados (Minsa, Produce y Mincetur) visitaron algunos restaurantes para evaluar diferentes escenarios que pueden ocurrir durante la atención al público al interior de los locales y la implementación de las medidas de bioseguridad y todos se mostraron a favor del reinicio de las operaciones en el salón; por eso nos desconcierta que se demoren tanto en aprobar el protocolo.

RESOLUCIÓN Y PROTOCOLO

Carlos Canales, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), y Juan Carlos Verme coinciden en que la dilatación de la publicación de la Resolución Ministerial con el protocolo se debe, básicamente, a la falta de voluntad política y miedo ante la propagación del virus.

Verme señala que en Europa no se ha reportado ningún rebrote por la apertura de los restaurantes, solo en Estados Unidos donde han abierto bares y playas sin el uso obligatorio del uso de mascarillas.

“Lo que queremos es que el Gobierno publique la Resolución Ministerial con el protocolo para poder reiniciar las operaciones. Son más de 200.000 restaurantes que operan en el país y ya el 50% de los negocios pequeños han tenido que cerrar”, señala Canales y la Unión de Gremios de Restaurantes del Perú.

Canales recuerda que al protocolo propuesto se le hicieron tres observaciones, las cuales fueron subsanadas.

MENSAJES CONFUSOS

Juan Carlos Verme sostiene que, ante la misma confusión de los mensajes por parte del Gobierno, decenas de restaurantes pequeños ya están atendiendo a la gente en sus locales.

Además, los negocios informales también están haciendo lo propio, dice Carlos Canales. “Hay restaurantes en Lima norte, sur y centro que ya han abierto y nadie dice nada. En cambio, los que están agremiados sí queremos cumplir con la ley, pero necesitamos respuestas. Ya se ha perdido de atender en el Día del Cebiche y ahora se viene el Día del Pollo a la Brasa que es muy importante para el sector”, concluye.

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

Fase 3 de la reactivación económica: ¿Qué actividades están autorizadas?