/ Huambra
Pierina Denegri Davies

Empezaron vendiendo juanes a través de redes sociales para la Fiesta de San Juan, pasaron a crear una exitosa dark kitchen en plena pandemia y, gracias a su sazón, calidez y creatividad lograron abrir un en Miraflores. Esta es, en pocas palabras, la historia de Huambra, un espacio que centra su carta en mostrar los tesoros de la cocina amazónica, todo con un toque muy suyo. visitó su local en la Calle Porta, a media cuadra del Parque Kennedy, y aquí te contamos todo sobre esta experiencia.

La mente, manos y corazón detrás de este proyecto es Juan Pablo Mansilla, quien se propuso incursionar en la cocina amazónica, esa con la que creció, y hacer homenaje a las mujeres de su familia, en especial a su madre. “A través de Huambra queremos mostrar que nuestra cocina no es solo tacacho con cecinas o juanes, existen muchas combinaciones o preparaciones interesantes”, explica a Provecho.

En la Calle Porta, a media cuadra del Parque Kennedy, Huambra decidió abrir sus puertas hace poco más de un mes.
En la Calle Porta, a media cuadra del Parque Kennedy, Huambra decidió abrir sus puertas hace poco más de un mes.
/ Huambra

En esto Juan Pablo tiene razón. Si usted quiere probar recetas clásicas existen muchas opciones, pero si quiere maravillarse con las posibilidades que ofrecen algunos ingredientes Huambra es el lugar correcto. No solo ofrecen alimentos de gran calidad, sino que son presentados de formas interesantes y deliciosas.

Además, el local es un sitio acogedor que busca traer a Lima un pedacito del conocido Mercado Belén. Vibrante, fresco y lleno de color este espacio parece ser un descanso de tanto edificio y nos invita a sentarnos, relajarnos y disfrutar del banquete.

Un buen banquete

Primero encontramos a la Causa apitucada. La pituca -también conocido como taro o malanga- es un tipo de tubérculo que es ampliamente consumido en la selva, pero cuyo nombre no se suele escuchar mucho en las cocinas locales. Por eso, crearon una deliciosa base de este tubérculo rellena con plátano maduro y cubierta por una capa crocante y frita a la perfección. Obviamente, esta causa no está completa sin un tartare de langostinos bien sazonados. El toque dulce de la pituca queda a la perfección con el sabor de los langostinos y la textura crujiente cierra la experiencia.

Pero, si prefiere comer ligero en la entrada y dedicarle más atención al plato de fondo, en Huambra sirven unos chips de yuca, plátano y pituca que, acompañados por un ají de la casa, resultan adictivos y el comienzo perfecto para lo que se viene.

La causa apitucada es una entrada contundente, fresca, crocante y deliciosa que es perfecta para compartir.
La causa apitucada es una entrada contundente, fresca, crocante y deliciosa que es perfecta para compartir.
/ Huambra

En cuanto a la barra, Juan Pablo nos cuenta que han optado por tomar algunos ingredientes amazónicos y presentarlos en interesantes cocteles como la Charapita Ardiente, una opción refrescante que lleva gin amazónico, Campari, camu camu y ají charapita, que le da un toque picante sin ser invasivo. Así también podemos disfrutar de cocteles como Runa Mula, Si lo sacas te mato y Tres veces contra la pared, entre otros.

El plato de fondo que disfrutamos en esta ocasión fue un medallón de paiche a la parrilla que estaba sazonado con mantequilla a las finas hierbas. Las marcas del grillado le daban un sabor casi ahumado que nos hizo dejar el plato limpio. El pescado se sentía suave e impregnado de gran sabor. Esta generosa porción se acompaña con una ensaladita fresca que lleva tomate cherry, plátano, palta y una vinagreta que cae perfecta.

El paiche a la parrilla, servido con una deliciosa ensalada, queda perfecto con el coctel Charapita Ardiente.
El paiche a la parrilla, servido con una deliciosa ensalada, queda perfecto con el coctel Charapita Ardiente.
/ Pierina Denegri Davies

No hay mejor forma que cerrar una comida que con un buen postre y esto lo saben perfectamente en Huambra. Nos sorprendieron con un Mingadito de coco y mango, que es una especie de arroz con leche pero preparado con leche de coco. ¿La sorpresa? En la parte de abajo lleva una deliciosa miel de mango y trozos de mango verde, que ayudan a balancear el dulce y le dan sabores ácidos y frescos y le aportan una textura inesperada pero interesante.

Huambra es de esos sitios a los que se regresa una y otra vez, no solo por los clásicos o aquellos platos que conocemos de su carta y disfrutamos. Sino también porque siempre habrán sabores curiosos que probar, un ambiente cálido y alegre y un buen trato y servicio que conquista.

Mingadito de coco y mango.
Mingadito de coco y mango.
/ Pierina Denegri Davies

Datos:

  • Huambra atiende en su local de Miraflores (Calle Porta 135) de lunes a viernes desde las 12:30 p.m. y los sábados y domingos desde las 10 a.m. Cuentan con una carta de delivery que se puede encontrar y realizan este servicio vía Rappi y su web propia. Para conocer más sobre este local y su carta visite su perfil de Instagram .