El chicken katsu kare es un plato de comida de confort que se disfruta mucho en Japón. Se trata de un apanado de pollo acompañado de un delicioso curry japonés y arroz.
El chicken katsu kare es un plato de comida de confort que se disfruta mucho en Japón. Se trata de un apanado de pollo acompañado de un delicioso curry japonés y arroz.
/ Anthony Niño de Guzmán
Pierina Denegri Davies

La cocina nos acerca no solo a las comidas de otros países, sino también a sus costumbres y culturas. Por ejemplo, después de la jornada laboral muchas personas buscan espacios para comer, tomar y compartir con los amigos o compañeros de trabajo. En el Perú, se conoce a este espacio como restobar, mientras que en Japón se le llama izakaya. Precisamente, este concepto es el que se celebra en Reiwa Izakaya, un restaurante ubicado en San Borja. visitó su local y aquí te contamos todo sobre los platos que debes probar.

MIRA: El Rancho Grande de Comas: Descubre el secreto del éxito del restaurante con uno de los mejores cuyes de Lima

Julio Haruyama y Arturo Uchima son compañeros de colegio que, tiempo después, se reencontraron y decidieron apostar por crear un proyecto en conjunto. “Con Reiwa lo que queríamos era volver a los orígenes de la cocina japonesa, que merece ser celebrada tanto como la nikkei. Siempre veíamos propuestas interesantes, pero nada tan tradicional como lo que aquí ofrecemos”, explica Haruyama.

Arturo Uchima, chef, y Julio Haruyama, administrador, son amigos y dueños del restaurante Reiwa Izakaya.
Arturo Uchima, chef, y Julio Haruyama, administrador, son amigos y dueños del restaurante Reiwa Izakaya.
/ ANTHONY NINO

Por eso, en 2019 inauguraron este espacio que se encuentra en la Av. Aviación. “Es un local acogedor donde queremos seguir la lógica de un izakaya. La idea es que aquí vengas a comer comida típica, puedas tomarte alguna bebida o trago y disfrutes de la experiencia”, comenta Uchima.

Con gran carisma y amor por lo que presenta su carta, estos dos amigos nos guiaron a través de una aventura culinaria que recomendamos para todos los interesados en disfrutar sabores y texturas nuevas. El espacio es reducido, pero con el tipo de decoración e iluminación, termina teniendo un ambiente acogedor, que te invita a quedarte y seguir compartiendo delicias con los amigos o la familia.

El umeshi con tónica es uno de los cocteles que probamos y recomendamos.
El umeshi con tónica es uno de los cocteles que probamos y recomendamos.
/ ANTHONY NINO

Calidad y sabor en cada bocado

Comenzamos esta experiencia con shimesaba aburi, que es el pescado conocido como caballa, marinada y flameada antes de ser servida para que la piel reciba un toque de calor. Se acompaña con nabo, kión y un toque de wasabi, que le aporta frescura al sabor tan complejo y fuerte del pescado.

Shimesaba aburi.
Shimesaba aburi.
/ ANTHONY NINO

Si es fan de las frituras, no se puede perder el chicken nanban, que es un chicharrón de pollo bañado en salsa amazu y acompañado de tártara japonesa. Sin duda alguna, esta es una de las mejores frituras que hemos probado: crocante por fuera y la carne resulta jugosa por dentro. La tártara es una versión más suave que la que aquí conocemos y con un toque más dulce, que queda a la perfección para contrarrestar el pollo.

Uno de los platos que más nos llamó la atención -y que nos sorprendió gratamente- gue el negitoro, que es una porción de atún picado finamente y mezclado con cebollita china. Para comerlo, se selecciona un poco de esta mezcla, se pone sobre hojas de alga nori y se acompaña con sillao. La frescura del atún y la proporción de grasa hacen que cada bocado sea suave, fresco por la cebolla y con el toque perfecto de salado gracias al alga.

Negitoro.
Negitoro.
/ ANTHONY NINO

Otra de las entradas que degustamos y que probablemente conoce son las gyoza, los clásicos dumplings o empanadas rellanas de cerdo. En este caso, las sirven con una capa fina y crocante que une la porción. También probamos el takoyaki, que son bolitas de masa rellenas de pulpo, servidas con salsa okonomiyaki y una especie de mayonesa dulce.

Como mencionamos, si se trata de frituras este izakaya parece tener la receta perfecta para lograrlas de tal manera que sean realmente crujientes sin ser demasiado grasosas, cosa que comprobamos con la yasai tempura, que se trata de una variedad de verduras arrebozadas.

Omusoba.
Omusoba.
/ ANTHONY NINO

El yakisoba es un delicioso fideo salteado con verduras y algunas carnes. Ahora, ¿se imagina servirlo envuelto en una tortilla de huevo? Esto proponen con el omusoba, que además se acompaña con nori, katsuobushi, kizami y salsas japonesas. Un plato contundente que vale la pena compartir -y de paso probar otras cosas-.

Si se trata de platos contundentes y que nos recuerden a esos guisos de casa que nos saben a confort, el chicken katsu care es un favorito absoluto. Un delicioso y crujiente apanado de pollo se sirve sobre una cama de arroz blanco y curry japonés con trozos de papa y zanahoria. Cabe resaltar que este comparte algunos elementos con el curry de la India, pero resulta mucho más suave y casi dulce a comparación.

Chicken katsu kare.
Chicken katsu kare.
/ ANTHONY NINO

Datos:

  • Reiwa Izakaya atiende en su local ubicado en Av. Aviación 2829, San Borja. De lunes a sábado, desde el mediodía hasta las 10 p.m., y domingo hasta las 5:30 p.m.. Conoce más sobre su carta y cómo realizar pedidos en su página de Instagram () o haciendo .