Sopa Ramen versus Pho Bo, dos sabores extravagantes para combatir este invierno. (Fotos:  baljinnyam sumiyasuren en Unsplash // Viet)
Sopa Ramen versus Pho Bo, dos sabores extravagantes para combatir este invierno. (Fotos: baljinnyam sumiyasuren en Unsplash // Viet)
Pierina Denegri Davies

Sí, lo sabemos, cada vez hace más frío. Y, aunque muchos extrañen el calor y el sol resplandeciente, los que amamos el invierno sabemos que uno de sus beneficios es que una bebida o parece solucionarlo todo. En especial una sopa. Ya sea de pollo, a la minuta, criolla, o cualquiera de su preferencia, este plato parece no solo abrigarnos del frío sino también reconfortarnos de distintas formas. Queriendo escapar un poco de la rutina nos propusimos hacer un versus con dos platillos orientales, uno de Japón y otro de Vietnam. Así, presentamos este de ramen y pho bo que hará salivar a más de uno.

MIRA: Versus culinario: ¿lomo saltado o arroz con pollo? Ponemos a prueba dos manjares criollos

Para esta ocasión contamos con la colaboración de dos restaurantes: Shizen y Viet. El primero es un emprendimiento de tres mejores amigos que busca celebrar la cocina nikkei. Mientras que el segundo, nace a partir de las ganas de dos hermanos de dar a conocer la complejidad y riqueza de la gastronomía vietnamita, quizás desconocida por muchos.

Honestamente este ha sido uno de los versus más difíciles al momento de calificar, ya que ambas preparaciones comparten una característica y es que son realmente deliciosas y las técnicas de cocción que se utilizan se centran en aprovechar por completo cada sabor y maximizar su impacto -claro, sin que este resulte abrumador-. Aquí los ganadores somos todos nosotros (los comensales) ya que tendremos la oportunidad de probar ambos platos y así, escapar del frío aunque sea un momento.


(Fotos: Pierina Denegri)
(Fotos: Pierina Denegri)

Ramen

Delivery y presentación

Definitivamente estaba a la expectativa sobre cómo sería la experiencia de pedir una sopa por delivery (es la primera vez que lo hacía) pero Shizen tomó todos los cuidados necesarios para hacer de esta experiencia la mejor. Cumplieron con todos los protocolos de bioseguridad exigidos por la pandemia y el empaque llegó en excelentes condiciones. El caldo vino en un contenedor adecuado, cubierto de papel film para evitar cualquier desastre, mientras que los acompañamientos vinieron todos juntos en otro depósito. Un pequeño detalle es que el alga nori que venía para acompañar perdió su textura al estar expuesta a la humedad, pero no le quitó su sabor característico.

(Fotos: Pierina Denegri)
(Fotos: Pierina Denegri)

Puntaje: 🍜🍜🍜🍜 1/2

Sazón y sabor

En lo personal ya estaba algo familiarizada con el sabor del ramen en general, pero esta versión clásica igual supo sorprenderme y cautivarme. Está hecha a base de un fondo ligero de pollo, shoyu tare, que en el restaurante lo preparan con salsa de soya usukuchi y dashi. Lo acompañan con suculentos trozos de char siu estilo chifa, que se trata de cortes de chancho asado donde equilibran lo salado, lo dulce y el toque de umami preciso. A esto se le suma una generosa porción de pasta ramen artesanal, frejolito chino, cebollita china para decorar, un trozo de alga nori y, uno de los mayores placeres es el huevo sancochado que incluyen.

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

En este último acompañamiento tengo que detenerme lo suficiente para hacerle justicia. No solo me dejaron preguntándome cómo lograron cocinar un huevo para que la yema llegue con esa textura, sino que también es un elemento que le aporta a la experiencia en general. Lo cremoso y suave del huevo mezclado con lo potente del caldo y lo sabroso de la carne de chancho hacen una combinación inolvidable.

Puntaje: 🍜🍜🍜🍜🍜

Cantidad y porciones

La porción que ofrecen del shoyu ramen alcanza para una persona, pero muy bien servida. Entre el fideo, el char siu, los huevos sancochados y el frejiolito chino encontramos un plato de comida balanceado, delicioso y que vale la pena disfrutar más de una vez.

Puntaje: 🍜🍜🍜🍜🍜

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Factor sorpresa

Shizen nos sorprendió con el tantanmen criollazo que, a nuestro parecer, es un interesante y complejo homenaje a la herencia peruana con un toque bastante inesperado: el picante. Tiene un fondo concentrado de cerdo, aderezo criollo y se acompaña de cerdo molido salteado con vegetales, aceite picante, huevo sancochado y pasta ramen artesanal. Una preparación que, de todas formas, volveré a disfrutar.

En su carta también incluyen ceviches y tiraditos, ostras, nigiris , makis y platos que celebran la maravillosa unión de la comida marina y la cocina nikkei.

(Foto: Shizen)
(Foto: Shizen)
/ Jimena Agois

Puntaje: 🍜🍜🍜🍜🍜

Puntaje total: 19.5/20


Pho

Delivery y presentación

Viet supo no decepcionar en lo absoluto en este punto. Por un lado, supieron respetar todos los protocolos de bioseguridad necesarios y la entrega del paquete ocurrió sin problemas. Por el otro, hablando ya sobre la presentación, tengo que decir que fue impecable, una de las mejores que he visto. No solo tuvieron el cuidado necesario de mandar el líquido caliente en un empaque recubierto por papel film -evitando posibles derrames-, sino que además cada componente destinado al pho bo estuvo bien etiquetado y separado. Al ser una experiencia nueva, se aprecia que un restaurante se tome el tiempo de explicar qué es cada cosa así sea a la distancia. A pesar de que el local se encuentre un poco lejos, llegó todo con buena temperatura (en especial el caldo).

(Fotos: Pierina Denegri)
(Fotos: Pierina Denegri)

Puntaje: 🥣🥣🥣🥣🥣

Sazón y sabor

Esta preparación requiere cuidado y tiempo, la sopa se hace por ocho horas como para extraer hasta la última gota de sabor de los huesos de res y las especias como cardamomo y anís estrella. Este complejo caldo se sirve encima de una cama de fideos de arroz y se acompaña con cortes de carne, verduras frescas y su toquecito de limón si gustas.

Además de los tres tipos de cortes de carne y los fideos de arroz, el plato incluye culantro, cebollita china, cebolla blanca, hojas de albahaca, frejolito chino y cortes de limón como para el toque final.  (Foto: Pierina Denegri)
Además de los tres tipos de cortes de carne y los fideos de arroz, el plato incluye culantro, cebollita china, cebolla blanca, hojas de albahaca, frejolito chino y cortes de limón como para el toque final. (Foto: Pierina Denegri)

Definitivamente es de las sopas que tenemos que probar aunque sea una vez en la vida, no solo para identificar que verdaderamente hay una mezcla inexplicablemente rica de sabores, sino también porque es de las sopas que se pueden adaptar a nuestro gusto. Si quieres agregarle más albahaca, más limón o más cebolla ¡puedes hacerlo! Todo depende del gusto del comensal.

El sabor se asemejaba a algo un poco ahumado, fuerte gracias a la carne y realmente aromático. Los cortes de carne son todo un tema: vinieron tres tipos. Una porción de carne ya cocida, solo para calentarla, unas albóndigas de carne que preparan en el mismo restaurante y unos cortes crudos realmente delgados. Estos últimos están pensados para que el mismo calor de la sopa los pueda cocinar según cada uno quiera.

Puntaje: 🥣🥣🥣🥣🥣

Cantidad y porciones

La porción que probamos de la pho bo era poderosa. Comimos dos personas hasta la saciedad y todo bien con la cantidad de acompañamientos, pero tuvimos que pelearnos el último trozo de carne porque estaba realmente deliciosa y suave. Eso sí, no se trata de una sopa que te aturde y te deja con ganas de una siesta, es ligera pero contundente.

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Puntaje: 🥣🥣🥣🥣🥣

Factor sorpresa

Si eres de los que prefiere el pollo antes que la carne de res, tranquilo, también hay una opción para ti. Esta receta se supo adaptar a la perfección y se sirve con cortes de pollo y molleja.

(Foto: Viet)
(Foto: Viet)

Pero eso no es todo. El verdadero factor sorpresa de esta experiencia está en las otras preparaciones que pudimos probar. El primer plato fue el cha gio, conocido como enrollado de primavera. Crocante por fuera y suave por dentro, viene relleno de cerdo, hongo chino, fideos fansi y vegetales, y se sirve con una salsa Nước chấm (algo dulce, algo salada: perfecta). El segundo plato, y el más novedoso en mi experiencia, fue un BÚN GÀ NƯỚNG SA que en pocas palabras es un pollo marinado en hierba luisa y frito, servido con ensalada fresca, encurtido y fideos. Delicioso, jugoso, aromático y refrescante, esta preparación nos cautivo por completo.

(Fotos: Pierina Denegri)
(Fotos: Pierina Denegri)

Puntaje: 🥣🥣🥣🥣🥣

Puntaje total: 20/20


Conoce los restaurantes

Shizen se encuentra en Calle General Borgoño 286, Miraflores. Atienden de martes a domingo, desde las 12:30 p.m. Para más información puede comunicarse al número 926 855 394 o a su página web

  • Si quiere conocer más sobre sus deliciosos platos, cuentan con página de y de .

Viet se encuentra en la Av. Aviación 2590, San Borja. Sus horarios son de martes a viernes (de 12:00 p.m. a 4:30 p.m. / 6 p.m. a 10 p.m.), sábados (de 12:00 p.m. a 10 p.m.) y domingos (de 12:00 p.m. a 5 p.m.). Para reservas o mayor información puede comunicarse al número de WhatsApp 977 391 890.

  • Puede visitar su página de Instagram () o de Facebook ()

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más