Su amor por la pastelería escandinava nació de las tradiciones compartidas por su suegra, oriunda de Suecia. En el 2015, Patricia Saldaña se animó a crear su primer emprendimiento de galletas 'Pepparkakor', que luego se convertiría en Peppar Pattis, un proyecto gastronómico con una carta más amplia de dulces tradicionales nórdicos. (Fotos: Facebook)
Su amor por la pastelería escandinava nació de las tradiciones compartidas por su suegra, oriunda de Suecia. En el 2015, Patricia Saldaña se animó a crear su primer emprendimiento de galletas 'Pepparkakor', que luego se convertiría en Peppar Pattis, un proyecto gastronómico con una carta más amplia de dulces tradicionales nórdicos. (Fotos: Facebook)
Celeste Pérez

Para muchos, la hora del café es un momento especial. Un rato de la tarde que supone una desconexión frente a la atareada agenda de ser adulto. En , este ritual -conocido como ‘Fika’- es considerado como toda una costumbre popular, vinculada, incluso, al aumento de productividad en las empresas. La relación es clara, con este reposo obligatorio se producen mejoras en los resultados laborales, combatiendo el ‘burnout’ y el estrés. A Patricia Saldaña siempre le causó curiosidad toda la mística detrás de este momento, todos los detalles que lo componían: dulces, bollos, galletas, tartas, y el infaltable café.

TE PUEDE INTERESAR: Arroz con leche: la receta secreta para que te quede ‘al estilo de la abuela

Todo nació cuando Patricia Saldaña (42) acudió al Carnaval de Barranco de febrero del 2010, sin esperar conocer al amor de su vida. “Huyendo de las bombas lacrimógenas nació el amor”, recuerda entre risas. Su ahora esposo, de madre sueca y padre peruano, sería la conexión con un mundo nuevo de dulces entrañables, impulso que más tarde la llevaría crear su propio emprendimiento de escandinava.

Patricia Saldaña muestra los 'Chokladmaranger', deliciosos merengues con cacao orgánico al 70%. (Fotos: El Comercio)
Patricia Saldaña muestra los 'Chokladmaranger', deliciosos merengues con cacao orgánico al 70%. (Fotos: El Comercio)

“En uno de los viajes de familia mi suegra nos trajo una caja de galletas Pepparkakor. Cuando las probé no hubo vuelta atrás. No podía imaginar que algo tan delicioso no fuera conocido. Se me quedó grabado el aroma y el sabor”, comparte. “Pasó el tiempo y yo seguía con mi fijación hacia la galleta, pero si quería volver a comerlas, tenía que prepararlas yo. Así empecé”.

Poco a poco fue perfeccionando su técnica a partir de una receta madre que encontró en internet, y se consagró finalmente luego de que en un picnic del Consulado de Suecia por el Midsommar todos quedaron deleitados con sus ‘pepparkakor’. “Me animé a llevar un pomo de galletas sin ánimos de impresionar. Cuando mi suegra las probó se impresionó y empezó a repartirlas a todos los invitados. Los suecos estaban alucinados con el sabor y me preguntaron si las vendía. Ese día llegué a mi casa tan feliz de haber dado en el clavo con la receta que decidí lanzar el emprendimiento”.

MIRA TAMBIÉN: ¿Demasiado bonitas para comerlas? Así son estas galletas con extraordinarios diseños pintados a mano
Bollos, tartas, galletas, y otros dulces tradicionales componen la carta de Peppar Pattis. (Fotos: El Comercio)
Bollos, tartas, galletas, y otros dulces tradicionales componen la carta de Peppar Pattis. (Fotos: El Comercio)

DELICIAS NÓRDICAS PARA EL FRÍO LIMEÑO

El punto de partida de Peppar Pattis fueron las tradicionales Pepparkakor -galletas finas de canela, clavo, jengibre y cardamomo- producto estrella de la carta que convierte cualquier momento en un coffee break con espíritu de Navidad. “En Suecia se decoran con glasé y se comen mayormente en Navidad, pero son perfectas para cualquier ocasión”. ¿Lo mejor? Son tan finas que sientan ligero en compañía con el café, sin sacrificar el sabor cálido de la canela y el jengibre.

A las anteriores, se suman otras deliciosas galletas tradicionales suecas, las Vaniljhorn, que son cachitos de vainilla que no tienen azúcar en la masa, y están cubiertas finamente con un producto estrella traído desde el extranjero, el azúcar avainillado. También, están las Havreflarn, galletas de avena ligeras a comparación de las ‘chunky’ presentadas regularmente en el mercado local.

En mesa: (de izq. a der.) Galletas Pepparkakor, Vaniljhorn y Havreflarn.  En el segundo plato, Semla y Kardemummakaka. (Fotos: El Comercio)
En mesa: (de izq. a der.) Galletas Pepparkakor, Vaniljhorn y Havreflarn. En el segundo plato, Semla y Kardemummakaka. (Fotos: El Comercio)

Pero si lo tuyo no son las galletas, Patricia Saldaña también prepara deliciosos bollos y bizcochos tradicionales, como el Semla, que está relleno de pasta de almendras y crema batida baja en azúcar, o el Kardemummakaka, que es un bizcocho de cardamomo orgánico fiel a la receta de repostería sueca. Una delicia.

“El diferencial con la marca es que muchos de los ingredientes ‘sobreviven’ gracias a una red de comercio exterior, como el cardamomo orgánico molido o el azúcar avainillado. Los ingredientes tienen que ser top, eso no es algo negociable. Si sube el precio, subió, pero no sacrifico la calidad, porque todo eso influye en el sabor”.

Ambrosiatårta: tarta con base de vainilla, glasé de naranja y naranja confitada. (Fotos: El Comercio)
Ambrosiatårta: tarta con base de vainilla, glasé de naranja y naranja confitada. (Fotos: El Comercio)

A punta de pasión y compromiso, Patricia Saldaña ha logrado construir un emprendimiento único en la capital, que cuenta con una carta de más de 15 productos preparados de la manera más fiel al estilo nórdico, aprobados, incluso, por exigentes paladares suecos en Lima. “Cada vez que hago algo, me esfuerzo al 100%, me mando con todo. Aunque en un principio solo conocía lo básico de la gastronomía, me puse a aprender y confié en mi talento, además de en mi capacidad de compromiso para hacerlo bien”, concluye.

CONTACTO:

Encuentra y contacta al emprendimiento vía Instagram con el usuario @, y en Facebook como . Además, puedes escribir por Whatsapp para más información, al número 987563568.

OTRAS OPCIONES IMPERDIBLES:

  • Chokladmaranger: merengues con cacao orgánico al 70%.
  • Saffrand Synd: Tarta con base de avena, manjar de azafrán en medio y finalmente decorado con crema.
  • Ambrosiatårta: tarta con base de vainilla, glasé de naranja y naranja confitada.
Saffrand Synd. (Fotos: El Comercio)
Saffrand Synd. (Fotos: El Comercio)

VIDEO RECOMENDADO:

Recorrido por tres dulcerías limeñas de recetas tradicionales. (Fuente: Provecho)
Recorrido por tres dulcerías limeñas de recetas tradicionales. (Fuente: Provecho)

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más