Izquierda: los huevos rellenos de Astrid Gutsche, elaborados con cacao amazónico. Derecha: el huevo de pascua hecho postre, propuesta de Sienna Bakery.
Izquierda: los huevos rellenos de Astrid Gutsche, elaborados con cacao amazónico. Derecha: el huevo de pascua hecho postre, propuesta de Sienna Bakery.
Nora Sugobono

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

¿Qué habrá dentro? Hay que reconocer que para muchos -grandes y chicos por igual- esta es la pregunta más importante cuando se trata de huevos de pascua. Afortunadamente, las posibilidades hoy son infinitas. Desde un juguete, un anillo, quizá un mensaje oculto (yo no pongo las reglas), hasta la respuesta más obvia de todas: más y más chocolate. Este tentador antojo puede alcanzar dimensiones sublimes, poéticas, cuando se utiliza de máxima calidad en su elaboración. Y eso es justamente lo que presentamos a continuación.

Tres expertas reposteras y chocolateras comparten aquí sus propuestas para esta que, como bien sabemos, pasaremos en casa. (Astrid & Gastón), Alessandra Ribeyro () y Nicolle Pegot-Ogier (Sienna Bakery) nos abren el apetito con sus extraordinarias creaciones.

MIRA: El restaurante que apuesta por un megacombo: pollo a la brasa y guisos criollos en el mismo plato

1. Los huevos de Pascua son un postre muy versátil, contrariamente a lo que podría pensarse. Una de las últimas tendencias tiene que ver con rellenos abundantes y supertrabajados (en lugar de golosinas o juguetes). “Desde alfajores, brownies o galletas, hasta cheesecake y pie de limón. Con todo lo que tu imaginación pueda crear”, explica la repostera Nicolle Pegot-Ogier, al frente de Sienna Bakery. El tamaño es otro diferencial: más grandes y pensados para presentarse directamente partidos a la mitad.

2. La celebración debe continuar, pero definitivamente no como antes. Marisa Guiulfo cumplió 80 años en plena pandemia. Una de las cosas que más le entristecen es no poder seguir con las tradiciones festivas que solían marcar su calendario. Una de las más importantes es el Domingo de Pascua en su casa de Pucusana, que organiza desde hace unas tres décadas. Si bien sus padres no celebraban esta fecha, Marisa recuerda haber probado su primer huevo de pascua en La Tiendecita Blanca siendo una niña (entonces no era común encontrarlos). Su propia tradición empezó cuando sus hijos eran pequeños a manera de desayuno, y escaló hasta convertirse en una verdadera fiesta para amigos y familia. La misma Marisa se encargaba de mandar a hacer conejitos de peluche para todos sus invitados.

Guiulfo algunos años atrás en la celebración del Domingo de Pascua en su casa de Pucusana. Foto: Cecilia Herrera.
Guiulfo algunos años atrás en la celebración del Domingo de Pascua en su casa de Pucusana. Foto: Cecilia Herrera.

3. La costumbre de hacerlos de chocolate nació en Europa, pero en Estados Unidos se hizo masiva y fue ahí donde se empiezan a rellenar con sorpresas y dulces. “¿Por qué usar chocolate?”, se pregunta Astrid Gutsche. “Porque los chocolateros siempre queremos convertir en chocolate todo lo que vemos”, sostiene. La textura, untuosa y maleable, permite crear todo tipo de formas. Los huevos que Gutsche alista para Astrid & Gastón vienen con diferentes rellenos y en paquetes de dos hasta ocho. Aparte, hay postres inspirados en el huevo de pascua en la carta del restaurante.

MIRA: La inquietante muestra colectiva que imagina un futuro post pandemia sin humanos | FOTOS

4. Hay muchas historias sobre el origen de esta tradición. “Una de ellas es que el huevo representa el comienzo de la vida y que simboliza la resurreción de Cristo”, indica la pastelera Alessandra Ribeyro, de La Teoría de los 6 Cafés. “En la Edad Media, la Iglesia católica prohibía el consumo de cualquier tipo de grasa y huevos durante la cuaresma previa a la pascua. Se dice que como las gallinas seguían poniendo huevos, la gente los obsequiaba y los niños iban de casa en casa pidiéndolos”. Este año Ribeyro los ha hecho tipo bombón con tres variedades: pistacho y limón con fresa; ganache de yogur griego y maracuyá; y ganache de manjar, pecana y naranja confitada.

"Lo principal es que sea un producto sano, sobre todo porque está hecho para los niños”, indica Astrid Gutsche sobre el chocolate con el que se elaboran los huevos.
"Lo principal es que sea un producto sano, sobre todo porque está hecho para los niños”, indica Astrid Gutsche sobre el chocolate con el que se elaboran los huevos.

5. El chocolate sí importa. Específicamente, el tipo de chocolate que se usa. Gutsche usa cacao de la Amazonía peruana; Ribeyro, del Cusco; y Pegot-Ogier, cacao ayacuchano. Lo ideal es que tengan un toque de dulzor (porcentajes del 60 o 70%) pero que el sabor del cacao se sienta intenso, especialmente si los rellenos son muy dulces.

MIRA: La desconocida mujer que destila un pisco en Azpitia y gana premios en el extranjero

6. ¿Y en el Perú? Hacia la década del sesenta empiezan a popularizarse en panaderías y supermercados (envueltos en platinas de colores, con un regalo dentro). Marcas de golosinas los empiezan a fabricar “pero se solía y suele usar cobertura de chocolate sucedánea y no cacao”, señala Alessandra Ribeyro. Los huevos de pascua hechos al 100% con cacao peruano fueron una innovación de Astrid Gutsche con su marca Melate. “Ella abrió el camino para los chocolateros artesanales en ese sentido”, añade Ribeyro.

Una de las últimas tendencias en cuanto al diseño de huevos de pascua está en presentarlos partidos (vertical u horizontalmente) y rellenos con postres. Foto: Sienna Bakery.
Una de las últimas tendencias en cuanto al diseño de huevos de pascua está en presentarlos partidos (vertical u horizontalmente) y rellenos con postres. Foto: Sienna Bakery.

7. El juego y el huevo van de la mano. No podemos olvidar que parte de la mística de esta festividad es “esconderlos”, si se puede en un jardín o en cualquier otro lugar de la casa. La emoción no solo está en los rellenos, sino en encontrarlos, como el premio que son.

8. Ricos, pero sanos. “Para mí, el sabor y la textura son muy importantes; también que sean sorprendentes”, explica Astrid Gutsche. “Pero lo principal es que sea un producto sano, sobre todo porque está hecho para los niños”, indica. Evitemos colorantes, mezclas sucedáneas o grasas que sean solo manteca de cacao o aceite de palma. “Está bien que sea un dulce, pero también puede ser saludable. Hay que leer siempre las etiquetas”, aconseja.

MIRA: La locutora radial más joven de Cajamarca que empodera a niñas y mujeres con su mensaje
Los huevos de pascua de Alessandra Ribeyro, de La teoría de los 6 cafés, se han trabajado al estilo bombón y vienen en tres sabores:  pistacho y limón con fresa; ganache de yogur griego y maracuyá; y ganache de manjar, pecana y naranja confitada.
Los huevos de pascua de Alessandra Ribeyro, de La teoría de los 6 cafés, se han trabajado al estilo bombón y vienen en tres sabores: pistacho y limón con fresa; ganache de yogur griego y maracuyá; y ganache de manjar, pecana y naranja confitada.

9. ¿Con o sin relleno? Por supuesto que a todos nos gusta toparnos con uno o varios regalitos, pero a veces el chocolate en sí solo basta. Si es así, el “cascarón” debe tener personalidad y sabor, y hasta toques de color. Si se rellena como un bombón, lo ideal es que el chocolate tenga notas más sutiles que nunca opaquen el relleno, sino lo resalten.

10. Un día especial. Actualmente se pueden encontrar huevos rellenos prácticamente todo el año, pero muchos productos artesanales (como los huevos que hacen Astrid, Alessandra, Nicolle y Marisa en La Bonbonniere) solo están disponibles durante estas semanas. Lo ideal, debido a las restricciones de Semana Santa, es pedirlos con anticipación para no llegar al domingo y quedarnos sin sorpresa.

MIRA: Yola Polastry: “Me da miedo, ya no tengo edad para salir adelante” [ENTREVISTA]

Más información:

VIDEO RECOMENDADO

Aprende a preparar un escabeche de pescado especial por Semana Santa. (Video: Peru.com)
Aprende a preparar un escabeche de pescado especial por Semana Santa. (Video: Peru.com)