Redacción EC

Por Antonia del Solar

Con mi último hijo, tal vez por el ritmo de las grabaciones del programa y por el cansancio natural (¡ahora eran tres chicos!) noté que mi bebe se quedaba con hambre y que mi no le alcanzaba. Bastó con comentarlo para que me llovieran recomendaciones de mamás, abuelas y amigas de cómo aumentar mi cantidad y calidad de leche. Un alimento que se repetía en estos remedios era la avena. Investigando, descubrí que cada país tiene sus propias recetas caseras para aumentar la leche: en México usan chocolate, en India la canela y en casi todos lados se usa la avena. Entonces adapté una receta de galletas de avena favorita de mi familia aumentando algunos alimentos lactogénicos. 

Me encantan porque son deliciosas y fáciles de hacer. Normalmente las preparaba y trataba de congelar algunas (en bolsitas selladas) pero la verdad es que no me duraban mucho. A mis hijos y a mi esposo les encantan. Prepararlas me ayudaba a crear una rutina con la lactancia: apagaba el celular, me tomaba un vaso grande de agua y me comía una galleta. Ese ritual ayudaba a relajarme y a desconectarme por 45 minutos. 

Advertencia: tienen azúcar, mantequilla y huevos, si están buscando galletas orgánicas, veganas, ultrasaludables estas no lo son, pero son caseras, muy ricas y bastante sanas si usas buenos ingredientes. 

Aunque mi hijo ya creció, hasta ahora las preparo, generalmente es lo que les llevo a mis amigas que acaban de ser mamás cuando las visito.

Aquí te dejamos la receta: