Redacción EC

 

Hoy pasamos una parte de la mañana en el sótano del parking de una tienda por departamentos en Miraflores, junto con un grupo de periodistas, camarógrafos y fotógrafos que esperaban la rueda de prensa de Sarah Jessica Parker, la inolvidable estrella de Sex and The City, hoy imagen de la cadena Ripley.

Durante la espera, advertimos que el espíritu de Carrie Bradshaw sigue vivo: entre las asistentes vimos stilettos y pumps en todos los colores y diseños: desde animal print, algunos en gamuza con tachas, al menos tres pares con acabado metalizado (el palo de rosa viene fuerte, chicas, atentas) y otros máz en azul y verde sin olvidar el clásico negro. La propia Parker llevaba un vistoso par de su marca en un acabado brillante llamado 'scintillate' (chispeante).

Durante la rueda de prensa, Sarah Jessica Parker, quien ayer domingo , dejó en claro algunas cosas:

1. Se considera a sí misma anticuada. Para decepción de una parte de la concurrencia, la estrella dijo que no sigue blogs de moda, ella se informa a través de la prensa escrita y sigue leyendo el New York Times. Esto es coherente con otras cosas que de ella se saben: usa una blackberry y -alguna vez le dijo a Vogue- que le gustaría tomarse un café con David Remnick, el biógrafo de Barack Obama y editor de la revista .

2. No ha venido a decirte qué hacer. Con una gran sonrisa, indicó una y otra vez que no va a revelar cuáles son las cinco prendas esenciales de su guardarropa ni va a darte consejos de moda ni mucho menos va a sugerirle a las empresarias peruanas de la moda cómo llevar sus negocios. (Más bien, ella, que acaba de convertirse en empresaria con una línea de zapatos, quisiera reunirse con las mujeres de negocios de este país).

3. No tiene paciencia para las cosas mal hechas. Ese perfeccionismo explica por qué se negó a hablar en castellano en el comercial que grabó para la tienda departamental que la trajo a Lima. Hacer solo cosas que sabe que puede hacer al 100% es una de las reglas que siempre ha seguido. A veces es una virtud, a veces un defecto, dijo. ¿Por qué hacer el ridículo, causar risa de manera involuntaria y tener que aceptar que el video de ese error ande dando vueltas por ahí? Fue firme 

4. Tiene opiniones y posturas y no teme expresarlos. Como buena neoyorquina (aunque nació en Ohio), simpatiza con el partido demócrata (alguna vez presentó a Michelle Obama en campaña). Así que, ante las preguntas más 'políticas' de la mañana anotó: No a Donald Trump y sí al consumo responsable, sobre todo en asuntos moda (informarse sobre las prácticas y procedencia de las marcas que elegimos es importante, dijo). 

5. ¿Ícono? ¿Qué es eso? Aunque es indudable que ha influenciado a miles de mujeres en lo que a moda se refiere, a Sarah Jessica Parker no le gusta hablar sobre ello. Y vamos, ¿qué ícono de cualquier cosa admitiría su estatus? La actriz considera que lo mejor que una mujer puede hacer al vestirse es hacerlo de tal manera que el resultado la haga sentir bien consigo misma. Admira el look de aquellas mujeres que lucen auténticas, que te llaman la atención en la calle, en el transporte público y que lucen 'como ellas mismas'. Aunque sean anónimas y nunca se entere de sus nombres. 

[Actualización de las 18:28]

Mira aquí un resumen de lo que dijo Sarah Jessica Parker.

(Nota: los subtítulos fueron redactados de acuerdo a la traducción simultánea que acompañó a la actriz durante la rueda de prensa).