Diego Ballón

Sentir que cada zancada te vuelve invencible, que el tiempo y el cansancio no forman parte de tu diccionario y que ninguna otra cosa merece tu atención más que continuar con tu perfecta. ¿Has alcanzado este nivel de satisfacción durante el running? Entonces, has experimentado el ‘flow’.

Mihalyi Csziksentmihalyi, profesor de psicología de la Universidad de Claremont, planteó el concepto de ‘flow’ para describir el estado en el que toda la energía se canaliza hacia una sola actividad. Mente y cuerpo trabajan armoniosamente para lograr el objetivo trazado, aparentemente sin esfuerzo alguno.

Estar inmerso en un estado de ‘flow’ permite a un runner afrontar la competencia “con las mejores condiciones psicológicas, alcanzando un equilibrio entre las cogniciones, emociones y conductas, lo que se verá reflejado en una claridad de objetivos y un control del pensamiento, entre otros beneficios”, explica Mario Reyes-Bossio, docente de la UPC y psicólogo deportivo.

Correr con ‘flow’ es algo que todo runner anhela, aunque requiere mucha preparación. Será fundamental “saber controlar de manera adecuada las diferentes situaciones, logrando un equilibrio entre activación física y psicológica”, explica el psicólogo deportivo. Así, añade Reyes, el deportista debe encontrar una zona de activación óptima que oscile entre la relajación y la activación; es decir, experimentar un estado emocional y fisiológico pleno, para enfrentar la situación deportiva de manera objetiva.



El deportista debe encontrar una zona de activación óptima que oscile entre la relajación y la activación.

Se han hecho muchos estudios entre la relación del ‘flow’ y el desempeño del corredor. Uno de los más destacados, a cargo de las universidades de Granada, Sevilla y Pablo de Olavide (Sevilla), analizó a 170 atletas que corrieron la Maratón de Sevilla 2010. Los runners afirmaron que durante la mejor competición que corrieron y durante la última maratón en la que participaron sintieron episodios más frecuentes y profundos de ‘flow’, en comparación con sus y carreras habituales.

El estudio concluye que el ‘flow’ es un estado recurrente, especialmente en las mejores y por atletas que se someten a una prueba tan exigente como una maratón. Además, destaca la importancia de entender las condiciones personales y contextuales que anteceden a este estado, para diseñar intervenciones psicológicas destinadas a incrementar las habilidades que posibiliten estados más intensos de ‘flow’.

Como se ha manifestado, quienes alcanzan este estado con mayor frecuencia son los corredores de maratón. No obstante, Reyes sostiene que es positivo para todos los runners “entrenar y desarrollar una serie de habilidades psicológicas para controlar la ansiedad y el estrés antes, durante y después de la carrera”.



Técnicas de relajación para el cuerpo, entrenamientos automatizados y ejercicios de respiración ayudarán a alcanzar el flow.

El entrenamiento constante y consciente de estas técnicas ayudará a los runners a lograr esa zona de activación óptima, subraya el docente. ¿Estás listo para sentir el ‘flow’?

No te pierdas

Estamos de vuelta
Firmas

Estamos de vuelta

“Correr con disciplina, pero sin ambición competitiva, tan solo para desafiar los propios límites y darle...