Diana Flores obtuvo el primer puesto entre las mujeres invidentes, con una marca de 00:44:01.
Diana Flores obtuvo el primer puesto entre las mujeres invidentes, con una marca de 00:44:01.
Raúl Alarcón S.

Correr la tradicional “Vuelta a San Isidro” siempre es un placer por muchas razones: es la última competencia oficial del año para los runners locales, su ambiente familiar y festivo debido a la Navidad que se aproxima, así como porque se desarrolla en una ruta muy especial para la comunidad del running, El Golf de San isidro.

Desde las 7 a.m., las inmediaciones del Country Club Lima Hotel, frente al cual se ubicó la línea de partida y de llegada, lucían atiborradas de miles de corredores independientes, así como por los que integran los diferentes grupos de running de Lima, quienes realizaban el calentamiento previo a la competencia. El sol comenzaba a despuntar y todo auguraba una buena jornada

La jornada incluyó una competencia especial en la que participaron 500 niños (de 1 a 12 años), con distancias entre los 75 hasta 600 metros.

Por el lado femenino, la ganadora fue Sunilda Lozano, con 00:29:09.
Por el lado femenino, la ganadora fue Sunilda Lozano, con 00:29:09.

Trabajo en equipo
Si bien se trata de una competencia oficial, diría que es la menos competitiva de todas, debido a que prima un gran ambiente de camaradería y solidaridad. Algo que pude corroborar al cruzarme con Pierina Arbulú, del grupo , quien guiaba a Diana, una corredora invidente, a través de una cuerda atada a sus muñecas.

“Es una iniciativa que promueve la asociación y en la que nos instruyen cómo guiarlos durante la ruta”, me explicó Pierina. Junto a ella, participaron una docena de guías voluntarios, quienes realizaron una suerte de entrenamiento, ya que el domingo 23 de diciembre tendrán su primera 10K oficial.

Diana Flores obtuvo el primer puesto entre las mujeres invidentes, con una marca de 00:44:01.

Fin de fiesta
Lo que hace que esta carrera sea tan especial es que uno la corre con el objetivo de disfrutarla y culminar. Y se disfruta más cuando ves que una chica como Diana no solo corrió con el apoyo de una compañera como Pierina, sino que también obtuvo el primer puesto en su categoría. El running te da esto y más. ¡Los veo en la ruta!

El primer lugar de cada categoría se hizo acreedor a 55.000 millas Latam Pass.
El primer lugar de cada categoría se hizo acreedor a 55.000 millas Latam Pass.

Las medallas entregadas a todos los participantes contaban con grabados en el sistema Braille en la parte posterior.

El Dato
►El primer lugar de cada categoría se hizo acreedor a 55.000 millas Latam Pass.