Croissant de almendras y café iced latte, una combinación que no conoce de horas ni climas.
Croissant de almendras y café iced latte, una combinación que no conoce de horas ni climas.
Nora Sugobono

No hay nada más alentador –seamos o no aficionados al rubro– que ser testigo del crecimiento, la consolidación de un eje culinario en la ciudad. Eso es lo que sentí hace poco mientras recorría varias cuadras de la miraflorina General Mendiburu, avenida paralela a La Mar y El Ejército (posicionadas como centros con mérito propio desde hace tiempo), cuya personalidad y estilo definitivamente marcan una diferencia.

MIRA: ¿Quieres hacer turrón de Doña Pepa en casa? Sigue esta receta con harta miel de frutas

Desde el mercado (y El Mercado, de Rafael Osterling) hasta los talleres de pan o café, pasando por restaurantes como Las Reyes y Matria: cada paso es un nuevo hallazgo. A la altura de la cuadra 9, precisamente, hay un pequeño tesoro que ya es conocido entre la clientela del barrio.

Pavlova con frutas de estación: merengue enrollado con crema batida, manjar o fudge y fruta fresca. Se arma al momento.
Pavlova con frutas de estación: merengue enrollado con crema batida, manjar o fudge y fruta fresca. Se arma al momento.

Carta Blanca empezó como marca por delivery y, eventualmente, saltó hacia un local propio (la apertura se dio durante el último tramo de la pandemia, hace menos de un año). Es un espacio chico, aunque bastante cómodo, hay tan solo tres mesas; ni bien entre busque la que da la vitrina con vista a la calle. El concepto gira en torno a distintos antojos horneados.

Es un bakehouse donde los croissants son pieza esencial y se preparan a diario, así como lo son otros pastries o bollería en la forma de cinnamon rolls, bagels, bombas de hojaldre, rollos de queso o rollos de carbonara con cachete de tocino.

La selección de bollería fresca se hornea a diario.
La selección de bollería fresca se hornea a diario.

Detrás de la propuesta está la administradora y pastelera Estefanía Bellina, cuya formación en Londres le abrió un universo repostero que se expande día a día en Carta Blanca. Desde carrot cakes o crocantes de manzana, hasta un red velvet de flor de Jamaica, un lemon cake al estilo de la casa (con inspiración inglesa) y un soufflé de chocolate sin gluten que se come primero con los ojos.

Cada bocado es especial, pero recomiendo pedir, al menos para llevar, un par de los alfajores que suele haber en el mostrador. La masa lleva castañas y el manjar blanco es verdaderamente adictivo. Imposible no repetir.

Como pan caliente:

  • Una de las cosas más interesantes del menú está en la posibilidad de elegir entre una deliciosa lista de rellenos (pollo con palta; mixto con jamón de pierna y queso; asado a la pimienta; salmón, alcaparras y queso crema; entre otros) para probar con el pan que más nos provoque. Esto incluye croissants, bagels, english muffins, focaccias y lo que sea que haya salido del horno ese día. Carta Blanca también puede pedirse por Rappi.
  • Mientras su ‘bakehouse’ avanza, Estefania Bellina continúa con el negocio con el que empezó en el mundo gastronómico: es proveedora de distintos postres para varias marcas del mercado. Antes de establecerse en Mendiburu, la pastelera también pasó un tiempo por la cocina de Mó Café.
La pastelera Estefania Bellina posa en el frontis de su local.
La pastelera Estefania Bellina posa en el frontis de su local.

Más información:

Dirección: Av. General Mendiburu 967, Miraflores.

Contacto: 994621744

Instagram:


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
ACLARACIONESEste artículo se publicó originalmente el 7 de octubre de 2022.