Esta semana probamos dos banquetes de La Leña, perfecto para que este domingo celebre el Día del Pollo a la Brasa. (Diseño: El Comercio// Fotos: La Leña)
Esta semana probamos dos banquetes de La Leña, perfecto para que este domingo celebre el Día del Pollo a la Brasa. (Diseño: El Comercio// Fotos: La Leña)
Pierina Denegri Davies

Si hay un plato capaz de reunirnos a todos y todas en la mesa, ese es el . Algunos son fanáticos del pellejito crocante y sabroso, otros prefieren la encantadora simpleza del pollo, hay quienes no pueden esperar para disfrutar de las papas fritas y otros, como la autora de esta nota, que disfrutan de la combinación de todo. Los peruanos disfrutamos tanto de esta ave cocida a las brasas que incluso tiene su día. Pero como toda ocasión es buena para disfrutarlo, e Provecho pensamos, ¿qué mejor que homenajearlo con un versus culinario?

MIRA: Versus culinario: ¿pollo a la brasa o pollo broaster? Ponemos a prueba dos clásicos ‘polleros’

Para esta ocasión contamos con parte del menú de La Leña, un restaurante que apuesta por celebrar este plato desde hace 15 años en Lima y 30 años en Huancayo. Nos presentaron dos de sus banquetes: el rompe y raja, que representa el lado más criollo de la mesa, y el pachamanquero, que hace un digno homenaje del plato típico que muchos disfrutamos. Los probamos vía delivery, así que aquí te contamos cómo fue la experiencia en ambos casos. ¡La elección del ganador queda en cada lector!

(Fotos: Pierina Denegri)
(Fotos: Pierina Denegri)

Banquete “rompe y raja”

Delivery y presentación

En este caso todo llegó en excelente condición, se cumplieron por completo los protocolos de bioseguridad indicados debido a la pandemia y se prestó especial atención a cada componente del banquete. Y sí, se trata de un banquete que incluye pollo a la brasa, papas crocantes, plátanos fritos, arroz con granos de choclo, puré, frejoles y ensalada. Todo viene en depósitos de cartón y, según sea necesario, son forrados con plástico para preservar la comida. Eso sí, los agregados como el frejol, el puré y el arroz vinieron forrados con plástico, para preservar aún mejor la temperatura.

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Y, en efecto, todo llegó con la temperatura correcta. El pollo estaba listo para servirse y el olor que emanaban las papas huamantanga crocantes y cubiertas con chimichurri era una tentación, por lo que fue inevitable no picar unas antes de servir la mesa.

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Puntaje: 🍗🍗🍗🍗🍗

Sazón y sabor

Hablar sobre este pollo es tratar de explicar una experiencia nueva que aún se está tratando de descifrar, pero haré mi mejor esfuerzo. Empecemos por el protagonista: el pollo a la brasa, que podemos definir como perfecto. La piel llegó crocante y sabrosa, mientras que la carne de pollo estaba cocida a la perfección, incluso en la pechuga, que suele ser una parte compleja de cocinar bien. El sabor clásico no decepcionó y el pequeño sabor ahumado es un toque perfecto.

Ahora vamos a las otras estrellas de este banquete: los complementos. De las papas fritas podría escribir párrafos y más párrafos, pero basta decir con que son deliciosas. Afortunadamente, este es de los restaurantes que apuesta por la papa peruana recién cortada, y se nota en el sabor y deliciosa textura, crujientes por fuera pero suaves y cremosas por dentro.

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Otra grata sorpresa que me llevé fue el encontrar agradable la combinación de pollo a la brasa con platanitos fritos pero, bueno, ¿a qué cosa no le cae bien un platanito frito? Estaban dulces, suaves y bien fritos. El arroz resultó graneado y el choclo tierno, y los frejoles tenían un aderezo criollo clásico, que le iban perfecto. Y, para cerrar la contundente lista está el puré: cremoso, con mantequilla y coronado con un poco de gravy (una reducción de los jugos de cocción del pollo, un toque que no esperaba pero gustó).

La ensalada estaba compuesta por vainitas, zanahoria, beterraga, choclos y una buena porción de palta. Las verduras estaban frescas y las blanquearon (las pasaron por agua caliente) como para que no perdieran su color y textura.

Puntaje: 🍗🍗🍗🍗1/2

Cantidad y porciones

Estos banquetes son contundentes y rendidores 100%. Fueron planeados para cuatro personas, pero tranquilamente podrían comer hasta dos personas más -si no les importa compartir las grandes piezas de pollo, claro-. Cada complemento está bien pensado como para que todos en la mesa puedan probar un poco y, tal vez, combinarlos a su gusto.

Puntaje: 🍗🍗🍗🍗🍗

Puntaje total: 14.5/15

Banquete “pachamanquero”

Delivery y presentación

Al igual que su contendiente, este delicioso banquete llegó con los cuidados necesarios, etiquetas en cada bolsa, todo bien envuelto y en sus recipientes de cartón correspondientes. Eso sí, todos vienen con agujeros para que el vapor de la comida no interrumpa la experiencia (lo crocante, para ser específicos). Este banquete, como su nombre lo indica, está inspirado en la pachamanca. Consiste en pollo a la brasa, papas al chimichurri, choclos al horno en salsa pachamanquera, camotes asados y humitas -las cuales todavía humeaban cuando llegaron a casa, un excelente plus-.

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Puntaje: 🍗🍗🍗🍗🍗

Sazón y sabor

Debo confesar que no suelo comer pachamanca, no porque no me guste, si no por falta de costumbre. Entonces me enfrenté a este reto con algo de escepticismo al principio, pero fue por gusto. Desde el momento en que abrí los empaques me di cuenta que este banquete priorizaba el sabor. Como sabemos, al menos algunos, existen dos hierbas que son básicas para preparar una pachamanca: chincho y huacatay. Y sí, aquí también las encontramos, pero de una forma tan equilibrada que resulta deliciosa y no opaca los demás sabores.

El pollo era igual de suave, jugoso y bien cocido por dentro, mientras que la piel estaba crocante y sabrosa. Ahora, tengo que admitir que las papas fueron mi parte favorita, eran casi adictivas. Son parecidas al del banquete anterior, solo que en este caso el chimichurri que las cubre incluye un poco de esta salsa pachamanquera tan sabrosa.

Los choclos fueron el paraíso. Estaban tiernos, con buena temperatura y un detalle que disfruté es que también venían embadurnados de salsa pachamanquera, por lo que cada bocado era una explosión de sabor. Los camotes estaban cocidos a la perfección y le aportaban un dulce inesperado pero agradecido.

Finalmente, hablaremos de las estrellas de la función: las humitas. Por raro que parezca, eran dulces, pero estaban tan bien hechas que valía la pena el intento. Y no, no se trata de una mezcla pre hecha, se sentían los trozos de grano de choclo a medio moler. En conclusión: una experiencia interesante que vale la pena repetir.

Puntaje: 🍗🍗🍗🍗🍗

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Cantidad y porciones

Aquí repetimos plato con el mensaje del caso anterior: es más contundente de lo que parece, aunque solo esté pensado para cuatro personas. Se agradece la generosa porción de papas fritas, los choclos fueron de grano considerable, los camotes bien cortados y suficientes para compartir y, por supuesto, las presas de pollo no se quedaron atrás.

Puntaje: 🍗🍗🍗🍗🍗

(Foto: Pierina Denegri)
(Foto: Pierina Denegri)

Puntaje total: 15/15

Más sobre el restaurante

La Leña tiene más de 10 locales en Lima y también en Huancayo. Para conocer más sobre estos, puede visitar su página . Los horarios de domingo van desde las 11 a.m. y, solo por su web, ofrecen delivery sin costo de envío.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más