Hacer ejercicio genera un mayor desgaste físico y con ello, mayor facilidad para dormir. (Fotos: Fitpass)
Hacer ejercicio genera un mayor desgaste físico y con ello, mayor facilidad para dormir. (Fotos: Fitpass)
Redacción EC

Hacer ejercicio durante el ya no es tabú. Por el contrario, hoy en día, los mismos médicos recomiendan realizar algún tipo de en esta etapa para mejorar la salud de la madre y del bebé. El tipo e intensidad del dependerá mucho del período de y de lo que indique el ginecólogo.

Sin embargo, la danza, hacer yoga, pilates, montar bicicleta o caminar son algunas de las actividades preferidas y permitidas. A continuación, los expertos de Fitpass nos comentan cuáles son los beneficios de hacer deporte durante esta etapa:

1. Ayuda a mantener un peso saludable: hacer ejercicio de manera regular permite llevar un mejor control del cuerpo, del apetito y de la ansiedad, evitando así ganar kilos extras fuera de lo recomendable.

2. Mejora la calidad de sueño: conforme van pasando los meses, encontrar la posición perfecta a la hora de dormir es cada vez más complicado. Hacer ejercicio genera un mayor desgaste físico y con ello, mayor facilidad para dormir.

3. Mejora el estado de ánimo: durante el ejercicio se liberan endorfinas que proporcionan una sensación de bienestar y mayor energía.

4. Evita la celulitis: causada por los cambios hormonales, cambios fisiológicos y por la mala circulación propios de este período.

5. Reduce la posibilidad de desarrollar diabetes: hasta en un 27%.

6. Disminuye las molestias físicas: como el dolor de espalda y las náuseas. Además, mejora la digestión y ayuda a aliviar la tensión.

7. Mejora el desarrollo del bebé: la actividad física mejora el desarrollo de los órganos del bebé, fortaleciendo de manera especial el corazón. Además, disminuye la posibilidad de un parto prematuro.

8. Prepara a la madre para el parto: el ejercicio ayuda a fortalecer toda la musculatura, incluyendo la del abdomen y articulaciones pélvicas. De esta manera, se pueden evitar algunas complicaciones y se puede agilizar la labor de parto.

9. Post parto: finalmente, realizar ejercicio durante el embarazo hará más fácil y rápida la recuperación post parto. Algunas semanas después de dar a luz y previa autorización del médico, la madre podrá retomar su rutina regular de ejercicios.